¿Y si aprovechamos y visitamos Washington?

Eso fue lo que pensé al planear mi viaje a Nueva York. Me apetecía mucho ver Washington, y ya que el viaje duraba varios días, podía permitirme una excursión de un día… ya veis que los días en la Gran Manzana me cundían mucho.

Así que contraté una visita de un día (ida y vuelta) con la misma empresa que la excursión de “Contrastes de Nueva York”. Fue en “petit comitee”, ya que íbamos dos parejas de recién casados, el guía-chófer y yo en un monovolumen. Hay que madrugar, son unas tres horas de viaje en carretera y vuelves por la noche. Merece totalmente la pena. Las horas de carretera se hicieron cortas porque no paramos de hablar. Nuestro guía- chófer, Jorge Fonseca, neoyorquino de nacimiento, nos explicó todo lo que un turista inquieto quiere saber: Historia, Política, estilo de vida real,… Tuvimos mucha suerte con él. Y los compañeros de viaje eran dos parejas muy diferentes y agradables con las que el viaje se llenó de anécdotas… Su visión de la ciudad era distinta, obviamente era un viaje de novios y no uno de turista incansable como el mío, y siempre es interesante conocer la mirada de otros. Viajar sola no es estar sóla en todo momento; ocurren cosas que si fueras acompañada no te pasarían y cuando estás en compañía también la disfrutas más… Lo dicho, un acierto esta excursión.

5

Primera parada del día: Cementerio Nacional de Arlington. Es el cementerio militar más conocido, donde destaca la tumba del soldado desconocido, el memorial de Iwo Jima, del 11S, de  los transbordadores espaciales Challenger y Columbia… y por supuesto, la tumba del Presidente Kennedy y su familia. Si llegáis pronto, corred colina arriba a la tumba del soldado desconocido, donde hacen el famoso cambio de guardia.

Después, un ratito para la emoción. Al ver la tumba del Presidente Kennedy y familia, no pude evitar recordar las famosas imágenes de su asesinato en Dallas, con Jaqueline sobre el coche, el gesto de su hijo en el funeral, … Y todas las famosas historias sobre la bala asesina y las teorías conspirativas.

De allí al Memorial de Iwo Jima, muy original, aunque aquí la historia se conoce poco (al menos yo). Recuerda los soldados caídos en  batalla en esta isla japonesa durante la Segunda Guerra Mundial. Si tenéis interés, el gran Clint Eastwood ha rodado dos películas sobre ella: Cartas sobre Iwo Jima y Banderas de nuestros padres.

34

 Y de nuevo al coche para ir al Lincoln Memorial (o Monumento a Lincoln), donde es inevitable recordar escenas de películas como “El Planeta de los Simios” y “Noche en el museo 2″… Casi veo en avión a Amelia Earhart…

41a

Y al darse la vuelta… ese obelisco y esa piscina tan cinematográfica… El Monumento a Washington es otro desde que Robin Zemeckis decidiera situar allí el reencuentro entre la hippie Jenny y el soldado Forrest Gump en una manifestación pacifista. Lo sé, mi pasión por el cine me persigue allá donde vaya, pero esa escena en la que casi brotan las lágrimas es la primera que se me vino a la cabeza.

was.jpg

Con el estómago ya crujiendo, nos quedaba visitar la Casa Blanca… y a estas alturas casi pedimos un aperitivo a Michelle Obama. Increíbles medidas de seguridad para sólo acercarse a la valla.

73

Quedaba el plato fuerte del día, la visita al Instituto Smithsonian. Nos decidimos por unanimidad por el Museo del Aire y el Espacio. Creo que los cohetes, aviones y trasbordadores nos llaman la atención a todos…. Poco tiempo, mucho que ver y aún no habíamos comido. Antes de empezar recalamos en el McDonalds de este museo. Increíble, pero el único fast-food que probé en mi viaje y una hamburguesa de pollo excepcional (nada que ver con las que nos sirven aquí). No comimos, sino que más bien engullimos. La hora se echaba encima y el Museo prometía… creo que los guardias de seguridad aún recuerdan a 5 locos corriendo por los pasillos.

IMG_1087.JPG

El Módulo Lunar de las misiones Apollo

 

img_1107

Los primeros aviones comerciales

Con tan poco tiempo, las fotos no quedaron muy bien, pero puedo decir que visitamos todo el museo y entramos en todos los aviones (sin colarnos). Además, las fotos salen preciosas en la Guía del Museo, y la visita a la librería fue breve pero intensa… No digo más.

Me hubiera encantado visitar el Capitolio, que estaba en obras, y el Museo de Historia Natural, pero el día había acabado, así que para la próxima visita ya tengo algo pendiente.

Y ahora sí, este viaje se ha acabado. Aún queda un último post con recomendaciones de libros, compras, restaurantes, curiosidades… Nos vemos pronto.

PD: Por cierto, Amelia Earhart fue una famosa aviadora estadounidense. Primera mujer en cruzar el Atlántico en solitario, en hacerlo dos veces y en ser la más rápida en este recorrido. En el cine, ha sido interpretada por Hilary Swank y Amy Adams.

Anuncios

Un comentario en “¿Y si aprovechamos y visitamos Washington?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s