BANGKOK Y TEMPLOS DE ANGKOR I

Desde hace ya muchos años, tenía un viaje en mente de forma recurrente: los templos de Angkor. Cada año intentaba ir, pero por unas razones u otras, nunca se lograba. Hasta ahora. Desde principios de año, me puse a la tarea de buscar un viaje en el que pudiera ver los templos principales y algunos más desconocidos. Y en la búsqueda, al ver que había que realizar varias escalas, se me ocurrió una idea; ¿por qué no aprovechar la escala para descubrir una ciudad más? Bangkok fue la elegida (por las aerolíneas, no crean).

Tres días en Bangkok y cuatro días en Angkor resultaron el viaje perfecto. Dos países distintos, dos culturas parecidas y a la vez diferentes…. y muchas cosas por ver… ¿Empezamos?

BANGKOK

La primera impresión de Bangkok no fué buena… el transfer contratado no vino a buscarme, así que después de esperar más de una hora, decidí coger un taxi hasta el hotel. Aunque los turistas vamos advertidos de solicitar que inicien el taxímetro, lo cierto es que en el aeropuerto no tuve problema. El alojamiento en la calle Silom no podía ser mejor, desde allí los taxis llegan rápido a todas las zonas de la ciudad y el barrio está repleto de locales de calidad que descubriría días más tarde, como el bar Sirocco (en la azotea del hotel Lebua ) y el Dahra Beauty Spa, perfecto para un masaje tailandés.

Así que tras dejar las maletas, puse rumbo a Wat Arun, o Templo del Amanecer, uno de los templos más conocidos de la ciudad. Fue construido a la orilla del río Chao Phraya antes que Bangkok se convirtiera en capital del país, y es uno de los indispensables de cualquier visita a la ciudad.

20180517_152053-01

Desde allí a conocer el Templo Wat Traimit, , en pleno barrio de Chinatown. Este templo contiene el Buda de Oro, que fue encontrado en Ayutthaya en el s. XV. Estaba cubierto de estuco, probablemente para que los invasores birmanos no la robaran (Tailandia fue invadida en varias ocasiones por los birmanos y no les tienen en mucha estima). Pero con el tiempo se olvidó el engaño y la estatua fue trasladada a Bangkok, donde una caída fortuita en 1.955 rompió el estuco y descubrió el oro. Es un templo bonito y muy tranquilo a media tarde, así que también les animo a visitarlo.

20180515_130448

Desde aquí pueden dar un paseo por Chinatown. Un barrio entero dedicado al comercio, organizado en callejuelas alrededor de una gran avenida. Se vende de todo, desde material de ferretería a telas, generalmente al por mayor. Personalmente, no me gustó mucho, pero encontré una tienda de papelería asiática que fue mi perdición; luego me arrepentí de no haber comprado más cosas, pero la tienda tenía tantos artículos que hubiera podido pasar allí toda la tarde.

20180515_122301 - copia

 

Y tras un trayecto corto en taxi llegué a la casa de Jim Thompson. Este arquitecto americano se alistó en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial y fue enviado a Tailandia. Al acabar la guerra, decidió no regresar y permanecer allí, creando una importante industria de tejidos como la seda y fundó su propia empresa. Tenía gran interés por la etnografía y la arquitectura y trasladó varias viviendas típicas de diferentes provincias tailandesas hasta Bangkok, logrando un recinto arquitéctonico rodeado por jardines que hoy se ha convertido en museo. Todo el interior continúa decorado con las piezas que él recuperó y que hoy tienen gran valor, en parte debido a la desaparición de objetos similares en el mercado negro o en colecciones privadas.

Hoy el museo está rodeado de altos rascacielos, por lo que al entrar, el visitante tiene la sensación de entrar en un paraíso tranquilo, donde hay algo de paz en medio de una gran urbe. Y la comida en sus jardines es la más tranquila que pueden esperar en Bangkok.

Muy cerca de allí está el famoso centro comercial MBK. Todos los turistas lo nombran cuando viajan así que decidí visitarlo, ya que está a apenas cinco minutos andando…. y tengo que decir que no me gustó nada; muy grande y lleno de tiendas de regateo.

El día había empezado intenso, y pensé ¿por qué no acabarlo relajándose un poco? Mirando en TripAdvisor descubrí un centro de masajes muy bien valorado cerca de mi hotel. El barrio de Silom está repleto de “centros” de masaje, con miles de anuncios y masajistas esperando en la acera a que nativos o extraños pasen a su local, pero el centro Dahra Beauty Spa no tiene nada que ver. Muy cuidado, relajante y con grandes profesionales; no puedo hacer otra cosa que recomendarles que lo visiten, saldrán nuevos de allí.

Y aún quedaba lo mejor… ¡el Gran Palacio Real!… ¿podrán esperar unos días a descubrirlo? Seguro que sí… ahí va un adelanto.

20180516_132120-01

Anuncios

2 comentarios en “BANGKOK Y TEMPLOS DE ANGKOR I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s