Uzbekistán: sorprendente maravilla en la Ruta de la Seda

En mi búsqueda de destino para disfrutar de unas vacaciones, Uzbekistán no estuvo nunca en el Top 10. Pero comentarios de conocidos, su Arte similar al iraní (que tengo tantas ganas de conocer), una gran agente de viajes y la posibilidad de realizar un viaje organizado, me sedujeron, así que varios meses antes, me decanté por Uzbekistán como el destino estrella para 2.019.

Con estas expectativas previas, volé a Uzbekistán como siempre, deseosa de conocer nuevas culturas, encontrarme con gente diferente y llenar mi “mochila” de fotografías, recuerdos y experiencias. Y debo decir, que al poco de llegar, Uzbekistán es de esos lugares que te conquista. Lo hace por ser diferente a lo que te han contado y esperabas, por el tamaño de sus monumentos, la limpieza de sus ciudades y el interés de los lugareños por saludar y conocer a los turistas. Esa grandeza y amabilidad hicieron que, ya en casa, quede la necesidad y el deseo de volver.

Uzbekistan was never the main destiny for my holidays, but lots of people suggested this place, full of Art and History, and the possibility of making an organized trip finally persuaded me. Just arrived, Uzbekistan is a country that conquers you. It is not the place you have imagined, because of the size of the monuments and kindness of the locals.

Necrópolis Shaji-Zinda y Mausoleo de los Timúridas. Samarcanda.

Esta aventura, a diferencia de las anteriores, no la realicé en solitario, sino que era un viaje organizado en el que no conocía a nadie al inicio. Siempre hay cierta incertidumbre cuando vas a formar parte de un gran grupo durante una semana, compartiendo cientos de momentos y medios de transporte, y nunca sabes si estarás a gusto con tus compañeros o será un épico fracaso.

Y ahí, creo, radicó el éxito del viaje. Un país como Uzbekistán es de esos lugares que debes disfrutar acompañado; tanta grandeza, belleza y color turquesa tienen que compartirse. Y tuve la gran suerte de viajar con un grupo muy diverso de 25 personas, de diferentes lugares como México, Argentina, Portugal y España, que rápidamente hizo piña. Aún viajando sola, nunca me sentí así, ya que todos estábamos pendientes de todos, de andar al ritmo de los más lentos, de guardar sitio en las comidas, de ponernos por turno a hacernos la misma foto en el mismo arco,… Estos compañeros de viaje, muchos ya amigos, regaron de sonrisas e interesantes conversaciones todos los preciosos monumentos que les mostraré estos días, y fueron el complemento perfecto y necesario a este desconocido país.

This travel was an organized tour, and I didn´t know the people before. When you travel with unkown people, it could be a success or a failure. And it was an epic success! We were 25 souls from Mexico, Portugal, Argentina and Spain who stood as one all the week. I travelled alone, but I never felt lonely. These travel companion, more now friends, filled the places with interesting conversations and smiles, and were the perfect company in this experience.

Y no puedo olvidar, ni dejar de mencionar aquí a Valijon, nuestro guía uzbeko. Paciente, dispuesto y generoso. Nos mostró su país al completo, no sólo su Historia o Arquitectura, sino su lengua, tradiciones y costumbres. Pendiente siempre de que tuviéramos las mejores vistas e inmejorables fotografías. No olvidaremos sus paseos nocturnos, las cenas compartidas, y sobre todo, sus explicaciones sobre las bodas y cunas uzbekas, que tanto nos llamaron la atención.

And I musn´t forget and tell you about our guide, Valijon. Pacient, gentle and generous. He showed us not only his country, Art and Architeture. He also lessoned us about traditions, languages and weddings… we will never forget his stories about cradles and dinners in beautiful rooftops.

El viaje.

Uzbekistán, una de las antiguas repúblicas soviéticas, es un país casi tan grande como España, y está rodeado por países de pronunciación y localización sencilla como Kazajistán, Afganistán, Tayikistán, Turkmenistán y Kirguistán. De hecho, la pregunta qué más me hicieron al anunciar mi destino del viaje fué: ¿dónde está eso?. Afortunadamente, al pronunciar “Samarcanda” y “Ruta del Seda”, todo el mundo sonreía y ubicaba el lugar (con ayuda de Google Maps).

Uzbekistan was a soviet republic from 1.924 until 1.991 when it declared the independence. It is bordered by easy-pronunciation countries like Kazakhstan, Kyrgyzstan, Tajikistan, Turkmenistan and Afghanistan. In fact, the first question everyone has for me when I told about my destiny was: where is it? Fortunately, when I pronunce the city of Samarkand and “Silk Road” everyone smiled and located it (with the help of Google Maps). The second most repeated question was: Is it a safe place? And the answer is a resounding Yes. During our trip we never felt uncomfortable or unsafe, even when we walked at night. In fact, we all felt Uzbekistan is a safe place, with nice people who always try to help us. The locals are always smiling and taking photos, specially to the pale skin people!

La segunda pregunta más repetida fué: ¿Uzbekistán es un país seguro? Y la respuesta es un SÍ rotundo. Uzbekistán se independizó de la URSS en 1.991 y es hoy un país democrático y libre de extremismos. Durante nuestro viaje coincidimos con otros grupos y también viajeros en solitario, y en ningún momento sentimos sensación de incomodidad o peligro, sino todo lo contrario. Los lugareños ocupan las terrazas y parques por la noche, cuando amaina el calor, igual que hacemos en España, y siempre están deseando sacarse fotos contigo. Además les llamamos mucho la atención los “rostros pálidos”, así que en mi caso, fue un éxito rotundo.

Complejo Hazrat Imam. Tashkent.

Su moneda es el SOM uzbeko. En el momento de escribir este post, se cambiaba 1 euro por 9.200-9.500 SOM. El cambio allí es muy sencillo, hay casas de cambio en todos los lugares y también se puede cambiar en la recepción de los hoteles. No obstante, no debes preocuparte si no llevas moneda local, en la mayoría de los lugares aceptan dólares y euros.

Antes de viajar, deben saber que hay cuatro ciudades principales e imprescindibles: la capital Taskhent, la ciudad amurallada de Khiva, Bukhara y la archiconocida Samarcanda. Las distancias allí son muy largas, así que combinamos avión, autobús y tren. Son muchas horas pero con buena compañía y mucho aliciente cultural todo se lleva mucho mejor.

Khiva al atardecer

Khiva al atardecer

Before the travel, you have to know there are four main cities: Samarkand, Khiva, Bukhara and Tashkent. We travel by bus, train and plane. Sometimes, it took us many hours, but you can survive with good colleagues. We spent one week in Uzbekistan, but I recommend you to spend around 10 days there. We travelled in June, with few turists and a hot weather. The route was:

El viaje duró una semana, aunque lo hubiera ampliado sin dudarlo. No tuve la sensación de ir deprisa, pero sí me hubiera gustado disfrutar algo más de Bukhara y Samarcanda. Hubiera viajado en otro mes diferente, ya que en junio ya hacía mucho calor, pero al ser temporada baja aún allí, compensamos el sol con la baja afluencia de turistas. La ruta fue la siguiente:

Dia 1: Madrid- Moscú- Taskhent. La llegada fue de madrugada, y tras unas horillas de sueño comenzamos el viaje.

Día 2: visita a Taskhent, la capital del país. Por la tarde, rumbo a Khiva en avión (casi 1.000 km en un par de horas). El aeropuerto más cercano a Khiva es Urgench, a sólo 40 km. A guided tour in Tashkent, and in the evening, we flew to Urgench, near Khiva.

Día 3: día completo en Khiva. Pasear por esta pequeña ciudad es un regalo, y alojarse en el hotel-madrasa Orient-Star, una madrasa reconstruida dentro de las murallas, fue una grata sorpresa que nos permitió disfrutar de esa maravillosa ciudad en la soledad de la noche. A full day in Khiva. We stayed in an old madrassa, now a hotel, inside the City Wall. That fact allowed us to walk during the night without any tourist.

Día 4: viaje de 9 horas en autobús a Bukhara. Tengo que decir que no se me hizo muy largo, ya que paramos varias veces, y nuestro guía nos amenizó el trayecto con alguna película y su narración sobre las bodas uzbekas. Y por la noche, primera toma de contacto con la ciudad. Un paseo tranquilo viendo sus mezquitas y una agradable cena conquistan a cualquier viajero. The trip to Bukhara took us 9 hours by bus. We learned  a lot about weddings and the Silk Road. And in the evening, a peaceful walk around Bukhara and a delicious dinner on a rooftop.

Día 5: día completo en Bukhara. Visitamos tantas mezquitas y madrasas que al final del día no me hubiera dado cuenta si hubiéramos repetido alguna. Esta ciudad se merece, al menos, un par de días de visita si tienes posibilidad. Además visitamos una fábrica de marionetas, ropa y miniaturas. We spent all day in Bukhara. We visited so many madrassas and mosques… At the end of the day, I couldn´t remember any name. We finished our day visiting a puppet shop and a painting factory.

Bukhara. Autor: Juan Caballero.

Día 6: viaje de 5 horas en autobús a Samarcanda. Paramos a visitar las ruinas de un caravasar, lugar de parada en la Ruta de la Seda. Y allí conseguí mi único café (sí, han oído bien) del viaje. Estábamos nerviosos por lo que nos esperaba y tras la comida, llegamos a la maravillosa Samarcanda. La primera imagen de Samarcanda siempre es impactante, y si es nocturna, les prometo que también será inolvidable. We spent 5 hours to arrive to Samarkand. I was nervous about it. So many books and photos seen before arriving… but the first visit to the Registan Square was love at first sight.

Día 7: visita de medio día a Samarcanda, que a pesar de madrugar, se nos hizo muy corta. Yo habría añadido un día más a esta gran ciudad, pero … ¡la próxima vez será! Tras la comida, vuelta en tren a Tashkent (tres horas en un tren Talgo español), pocas horas de sueño, y de madrugada, vuelta a España. And only another half-day in Samarkand, not enough to see everything, so I had to come back again. After lunch, train to come back to Tashkent.

Y con una mejor idea de lo que ha sido mi aventura, empiezo a descubrirles estas ciudades que no les dejarán indiferentes. And I hope you like this little narrative… wait for the next post!

Madrasa Chor Minor. Bukhara.

Anuncios

5 comentarios en “Uzbekistán: sorprendente maravilla en la Ruta de la Seda

  1. Nora Zeberio dijo:

    Belen !Excelente tus relatos.Un pais sorprendente y muy nuevo para descubrir y visitar.
    Muy contenta de haber compartido contigo y el grupo.
    Desde Argentina un cariño enorme!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s